Conviértete en el restaurante de 3 estrellas Michelín del networking

Publicada en Publicada en Plan de Networking

Hemos hablado en otras ocasiones de lo que son los círculos fuertes y los círculos débiles de las relaciones, por qué son importantes cada uno de ellos y lo que nos aportan. Es esencial conocer ambos conceptos para conseguir que sean parte de nuestro Plan de Networking y de la planificación que ejecutamos a diario. Una vez que lo entendemos e integramos en nuestro plan, obtenemos una visión mucho más amplia de como gestionar las relaciones y eso nos lleva a medio plazo a una mayor eficacia y riqueza relacional.

Hay que entender que los círculos fuertes nos dan mucho valor, mucha información, pero mucho… de lo mismo. Es como tener un restaurante que tiene un menú que te gusta pero que los 365 días del año pone exactamente los mismos platos ¿irías todos los días del año a comer lo mismo? ¿Verdad que no? Al quinto día consecutivo empezamos a tenerle manía a esa delicatessen que con tanto placer degustábamos y empieza a darnos arcadas solo de pensarlo. Nos hemos saturado, y es normal. Y lo mismo pasaría con un cantante que solo supiera tocar una canción, que aunque fuera preciosa, solo tocara esa, ¿Cuantos días irías seguidos a escucharla? Pues con la información y con las relaciones pasa exactamente lo mismo, si todos los días del año vemos a la misma persona que nos cuenta exactamente las mismas cosas, los mismos chistes, nos hace las mismas bromas, pues por muy bien que nos cayese, acabamos repudiándola y evitando estar cerca suyo. ¿Tu quieres ser uno de esos a los que evitan los demás? Pues no des siempre el mismo menú.

 

Seamless texture with spices and herbs

 

Por el contrario, los círculos débiles son personas de otros sectores que se dedican a cosas muy diferentes que nosotros, que se relacionan con círculos de personas que no son los nuestros y que acceden a información, negocios, o proyectos que no tienen nada que ver con los nuestro y por tanto nos enriquecen solo con escucharles, charlar con ellos y asistir a los eventos o reuniones en los que se encuentran con profesionales similares a ellos pero que son diferentes a nosotros. Es decir, nos aportan información nueva, diferente y valiosa que nos enriquece.

Pues bien, si nosotros tenemos al hábito de relacionarnos con diferentes círculos débiles, veremos como nuestra riqueza de información, ya sea de negocios, personal, deportiva, espiritual o del ámbito que sea, se ve incrementada y empezamos a poder disponer de múltiples recetas con las que hacer que nuestro restaurante no canse nunca y todos quieran venir a degustarlas ya que saben que estamos continuamente con algo nuevo, que conocemos las últimas tendencias, que tenemos algo con lo que sorprenderles. Es como tener un restaurante que tiene una enciclopedia de platos y sabores, que cada vez que vas encuentras cosas nuevas, innovadoras, con recetas que nos hacen divertirnos, nos causan placer y nos generan sorpresa. Aquí la saturación por repetición queda fuera de lugar ya que nos habremos convertido en chefs de referencia que nos aportan diversidad de continuo.

¿Quieres ser tu uno de ellos? Pues es fácil, si trabajas bien y de continuo tus círculos débiles podrás ser ese restaurante con 3 estrellas Michelín que tiene reservas para un año, todos querrán estar ahí, con lo que tus relaciones se verán fortalecidas, y por tanto tu serás un profesional mucho más valioso a ojos de los demás. Habrás hecho Networking de forma inteligente.

 

 

 

 

Un comentario en “Conviértete en el restaurante de 3 estrellas Michelín del networking

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *