Empresa

Relaciones profesionales de tus círculos de Networking

Hablemos de hacer y desarrollar un Plan de Networking desde el punto de vista de la empresa, es decir, ya sea como profesional, como directivo o como la propia compañía. Uno de los puntos clave de ese recorrido es que hay que definir los círculos de relaciones que necesitaremos para dicho plan lo cual incluye a un buen grupo de profesionales de diferentes sectores y perfiles. Eso es realmente sencillo si se sabe como. Lo complicado viene cuando necesitamos realizar el siguiente paso, que es establecer la relación y ganarnos su confianza ya que eso es ya mas complejo.

Se puede hacer de varias formas. La primera es la de toda la vida, la cual requiere de habilidades sociales al estilo tradicional y suele ocurrir de media en un proceso de tiempo de entre 12 y 24 meses. La segunda opción es utilizando redes sociales, conocimientos de Networking y comunicación. Bueno, incluiremos también conocimientos de estrategias sencillas pero muy concretas que permiten acelerar ese proceso.

El primer error

Es en ese desarrollo cuando se suelen cometer un par de errores y que lamentablemente suelen ser demasiado comunes. El primero viene dado por la necesidad urgente de resultados, lo que nos lleva a tener exceso de impaciencia, que nos pueda la ansiedad y queramos vender ya, en el primer momento de empezar la relación. Querer tener el rendimiento por la vía rápida nos lleva a que nos entren las prisas por querer contarle lo que hacemos.

Queremos hacerle entender que necesita urgentemente concertar una reunión con nosotros en la que poder explicarle todos los detalles para que nos compre al menos mil unidades así para empezar. Es un error grave. Ya he hablado de que si quieres vender tienes que dejar de vender y empezar a hacer Networking. Hablo de vender con enfoque generar clientes para toda la vida. Y eso pasa por enfocarnos en generar relaciones, las ventas vendrán solas si lo haces correctamente.

 

relaciones

 

El segundo error

Este es mucho mas grave y es que vemos a todos esos contactos, no como potenciales relaciones con las que deberemos trabajar para estrechar lazos y enfocarnos en como aportarles valor, sino como herramientas que nos van a ser útiles para conseguir nuestros objetivos. Los convertimos en profesionales invisibles a nuestros ojos. De pronto al pensar en Pedro, no vemos a Pedro, solo vemos a alguien que nos servirá para que nos presente a cierto grupo de empresarios que nos interesa conocer. A Marisa la vemos con cara de que nos puede concertar una comida con el Director de Marketing de su empresa que tanto nos interesa. Y a Rubén con cara de que nos va a servir para promocionar en sus eventos y dentro de su sector lo maravillosos que son nuestros productos o nuestros servicios.

¿Grave? Gravísimo. Nunca olvides que si tu les ves a ellos como clavos, ellos te ven a ti como el martillo que les golpea. Recuerda que si les ves como herramientas, ellos te ven como la persona que les manipula. En ese momento acabamos de matar la relación por mucho empeño que pongamos después en arreglarlo. Como dice el refrán, muerto el burro, la cebada al rabo.

 

 

No, no, no y mil veces no.

Estamos hablando de individuos que son profesionales y ante todo son personas, no son herramientas a tu servicio. Por mucho que te sean interesantes porque puedan ayudarte a conseguir parte de tu plan de éxito en tu plan de Networking, no les quita ni un átomo de esa explicación que te acabo de dar. Ante todo son personas y profesionales. Nunca lo olvides.

Por tanto deberás valorarlos como tales, conocerles, escucharles, buscar como aportarles valor como enfoque principal, y solo cuando hagas eso podrás empezar a generar la relación. Si lo haces de forma continuada, eso tan simple te llevará a generar unos primeros atisbos de confianza, la cual se incrementará en función de como trabajes ese proceso. Será entonces y solo entonces cuando ellos estarán dispuestos a ayudarte, nunca antes.

Cambia antes de que sea tarde

Si tus prisas y tus necesidades de resultados hacen que pongas el turbo en ese desarrollo, solo quemarás el contacto para siempre. De unas posibles e interesantes relaciones que duren años, se quedarán solo en eso, en solo ser eso, contactos. Ya sabes lo que he repetido en muchas ocasiones sobre este tema. Los contactos que no evolucionan no son mas que un papel en medio del océano, es decir, no son absolutamente nada. Nada de nada. menos que papel mojado que además de inservible te ayudará a ir forjando una reputación que te precederá sin que te enteres. Y cuando quieras hacerlo bien, ya será tarde y te van a huir, o al menos desconfiarán de lo que cuentes, pero sin decírtelo.

3 comentarios en “Relaciones profesionales de tus círculos de Networking

  1. Escribe y participa de continuo desde hace anos con multiples medios de comunicacion, entre ellas diferentes cadenas de radio y diarios digitales hablando de redes sociales y networking, y recientemente ha publicado su septimo libro y primero dedicado exclusivamente al Networking, titulado   Networking: El Arte de Generar Negocio, Relaciones y Oportunidades.  El libro muestra la importancia de las relaciones personales en cuanto al nivel personal y profesional. La practica del Networking posibilita la creacion de lazos entre las personas a largo plazo para mantener una relacion solida y de confianza. Pensando en personas como   islas voladoras  un concepto totalmente innovador que lanza en este libro, con las que puedes tener puentes invisibles de por vida, Antonio Domingo nos ensena en este libro tecnicas utiles para conseguir y mantener relaciones personales y profesionales con las que incrementar nuestra reputacion y exito, tanto a nivel personal como profesional. Gracias a sus 28 anos de experiencia, nos ofrece tambien un completo panorama sobre el   trabajo del networker,  con 15 entrevistas a prestigiosos profesionales y una lista de 28 perfiles destacados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *