AMP y AMN, el interruptor mental que tu decides cuando activar #NetworkingTips

Publicada en Publicada en AMP Actitud Mental Positiva

Actitud Mental Positiva, vaya tres palabras. Nuestro cerebro es una máquina fantástica en la que ocurren continuamente miles de conexiones neuronales. Son las que conforman el pensamiento, los recuerdos o las emociones entre otras muchas cosas. Pero nadie nos había explicado antes que esa maquinaria la podemos activar o desactivar según queramos.

No entraré a analizar la parte física de como se generan los pensamientos pero quiero hablar de la parte emocional. Solemos decir que de pronto aparecen determinados recuerdos que no sabemos el motivo de que vengan en ese momento exacto. Decimos que muchas veces no podemos controlar lo que pensamos o sentimos, pero eso es falso. Hace años descubrí en algunos libros y conferencias que es posible dominar y controla los pensamientos. Y que por tanto, como consecuencia, podríamos ejercer un determinado control sobre las emociones que estos generan.

¿Es posible el control de las emociones?

Para mi este descubrimiento es un avance en la historia de la humanidad al nivel del descubrimiento de la rueda o el fuego. Digo esto porque nos permite llegar a una dimensión hasta ese momento imposible de alcanzar. Me refiero a que es poder decidir que pensar o sentir. Tremendo. Pero ¿esto es tan sencillo como lo cuento? Evidentemente no, requiere un aprendizaje y mucha práctica. Pero mas que eso, es imprescindible una decisión personal. Yo no puedo pensar en tal o cual cosa si no lo he decidido antes. Aunque esta frase parece una obviedad, tiene fondo y me voy a explicar.

Hay sucesos en la vida que nos impactan emocionalmente para bien o para mal. Cuando es para bien, a veces puede desatarse un estado de euforia que si queremos podemos controlar. Pero cuando es para mal ¿por qué no podemos hacer lo mismo? No sé que tienen los pensamientos y emociones negativas que se apoderan de nosotros. Nos bloquean y nos provocan abandono en cuanto a luchar contra ellas. Eso es una realidad de la que necesitamos ser conscientes y que entendamos que nos suele arrastrar a momentos duros y difíciles.

 

 

La decisión de la que hablo es interior, es una rebeldía contundente e inapelable a dejarse llevar por ese tobogán de emociones negativas y deprimentes que nos suelen llevar al agujero. Y una vez que la hemos tomado, deberemos recordarla cuando llegue el momento de tomar acción y enfrentarnos a ese tipo de pensamientos para no dejarnos llevar al lodazal y hundirnos.

Actitud Mental Positiva como decisión personal

La Actitud Mental Positiva, en sus siglas AMP, la descubrí hace casi 30 años en el libro “La Actitud Mental Positiva; Un Camino Hacia el Éxito” de Napoleon Hill y W. Clement Stone que me impactó y me abrió un nuevo universo, ya que me hizo ver que esos pensamientos dependían de la actitud que yo tuviera. Por poner un ejemplo: si yo me enfrento a una dificultad, puedo empezar a pensar si yo seré capaz y tendré dudas si podré superarla. Entonces el cerebro empieza a buscar información que la respalde, que normalmente, si no le tenemos adiestrado en AMP, Actitud Mental Positiva, suelen ser del tipo de… yo no he conseguido cosas como esa, en otras ocasiones que lo intenté no lo conseguí, no tengo suficientes conocimientos ni experiencia para superarlo… etc. que no es otra cosa que la AMN, es decir Actitud Mental Negativa.

Pero si nos preparamos con Actitud Mental Positiva, cuando llega el momento de enfrentarnos a ese reto podemos empezar de otra forma. Pensaremos en todos los logros que hemos hecho en la vida. Recordaremos todas las veces que hemos enfrentado dificultades similares en otros capos y conseguimos resolverlas. En las veces que nos hemos superado cuando nadie creía en nosotros o incluso ni nosotros mismos. O en las capacidades, talentos y energías que tenemos para conseguir triunfar en situaciones como esta.

 

 

Pensar en negativo o en positivo es solo una decisión

La dificultad es la misma pero la actitud con la que la afrontamos es la que nos posiciona ante ella sin energía. Por tanto podemos rendirnos fácilmente o no sentirnos capaces de llegar hasta conseguir superarla. Esa decisión es como digo interior, nadie puede tomarla por nosotros. Nadie nos va a suplantar por un momento para que lo logremos. Nadie va a estar dentro de nuestra mente para dar a ese interruptor en uno o en otro sentido. Solo nosotros.

Y aunque ya lo he dicho antes, lo repito de nuevo, es igual que hacer ejercicio. Los resultados no se consiguen el primer día que vamos a gimnasio. Necesitaremos entrenarnos, entrenarnos y entrenarnos hasta dominar ese cerebro y enseñarle que cuando diga que no seremos capaces nosotros reaccionemos y preguntemos “¿Como que no? Si en tal fecha hice tal cosa, si en tal otra conseguí esto o lo otro, así que esto lo resuelvo y punto, lo voy a lograr, lo voy a conseguir”. De esta forma nos situaremos en posición de ganador antes de empezar. No es magia, es una decisión y un entrenamiento. Difícil por el hábito que tenemos de tantos años haciendo lo contrario pero que merece la pena. Tanto por las emociones que despierta en nosotros como en los resultados que obtendremos.

 

Actitud Mental Positiva

 

En conclusión, no olvides que…

AMP y AMN son dos posiciones del mismo interruptor  que tu decides cual activar

Mi experiencia es que cuando activo la Actitud Mental Positiva me ocurren mejores cosas. Disfruto mas de la vida, logro mejores resultados y transmito energías positivas a mi alrededor que atraen a personas que están en la misma frecuencia mental.

Pregúntate ¿Con quien me siento mejor? ¿Con personas que creen que pueden y piensan en positivo en general en la vida? ¿O con personas que solo ven la cara oscura, las incapacidades suyas y de los demás? ¿Con las que encuentran solo los fracasos antes de que ocurran y nunca se sienten capaces de nada? Pues la respuesta es sencilla, todos sentimos lo mismo. Queremos estar rodeados de personas alegres, con energía, positivas, que contagian esa energía y nos inspiran a superarnos. Así que si quieres ser mas feliz y tener más éxito en tu negocio o empleo, ya sabes que posición debes ir poniendo a ese interruptor en tu vida diaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *