Tu fe en tu éxito depende de tu networking #NetworkingTips

Publicada en Publicada en Actitud Networking

Todos tenemos una trayectoria, unos conocimientos, un carácter personal y otra serie de elementos que nos configuran como somos hoy y eso es lo que creemos que nos define para ser capaces o no de afrontar un reto o un proyecto, ya sea por cuenta propia o como empleados por cuenta de otro. Pero eso no es cierto y te voy a explicar por qué.

Si nos ponen a construir con piezas de lego, el resultado de lo que hagamos dependerá del tipo de piezas que tengamos disponibles, así como de la cantidad y colores que tengamos, y en virtud de esas piezas y nuestra imaginación crearemos un tipo de construcción u otro. Si en ese momento nos preguntan si creemos que seremos capaces de crear algo con esas piezas, seguramente digamos que si pero con limitaciones dependiendo lo que nos pidan construir, y si tenemos 30 piezas y nos preguntan si podríamos crear una torre de 3 metros de altura que no se cayese, pues seguramente dijéramos rotundamente que no con un cien por cien de convencimiento.

 

 

Las conclusiones que sacamos dependen de los pensamientos que tenemos,
si cambian éstos, cambiarán las conclusiones

Probablemente tendríamos razón… siempre y cuando lo que tenemos en la cabeza para llegar a esa conclusión fuese cierto, pero a veces no lo es y no somos conscientes. Con lo que vemos y lo razonamos, nuestra respuesta es correcta y válida, pero eso puede cambiar en un momento si tenemos en cuenta otras variables. Por ejemplo…

  • Imagínate que a mitad de esa construcción te añado elementos con los que no contabas, por ejemplo, te regalo muchas barras de plastilina de diferentes colores, cajitas de cartón y piezas de madera de diferentes tamaños para que, si quieres, las integres como te apetezca.
  • O te pongo al lado tuyo a otra persona con piezas exactamente iguales a las tuyas, pero que construye de forma diferente y al observarle ves que está haciendo cosas muy interesantes generando en ti nuevas ideas para poner en práctica en tu construcción.
  • O se sienta a tu lado otra personas con piezas de lego diferentes, algunas totalmente innovadoras respecto a las que tu tienes, y te las enseña diciéndote que si quieres alguna te las regala, que cojas las que mas te apetezca, todas las que quieras, que él tiene muchas.
  • O te ponen a tu disposición un manual de instrucciones y una máquina para fabricar nuevas piezas a la medida de lo que necesites.
  • Imagínate que la persona de al lado te ofrece colaborar contigo uniendo vuestros arsenales de piezas para hacer algo mucho mejor y más grande.
  • O que viene alguien y te dice que es instructor de construcciones de lego y que te va a dar un curso rápido de como hacerlo de forma mas eficaz, con trucos y consejos que ya están estudiados que funcionan y evitan problemas.
  • O alguien te dice que mires en tus bolsillos, en tu maletín, en tu bolso, porque tienes cientos de piezas acumuladas en el tiempo y que ni te acuerdas que las tienes. Metes la mano en ellos y descubres que es verdad.

 

 

De pronto tu creencia en lo que eres capaz de hacer ha cambiado de golpe

¿Verdad que con cualquiera de esos casos cambia todo tu planteamiento inicial? Por supuesto que si. Tu siempre podrías rechazar esas propuestas y seguir con tus piezas originales, pero lo cierto es que con cualquiera de ellas tu proyecto se vería mejorado, con mas posibilidades de hacer algo mejor, y tu fe en conseguirlo se habría incrementado al instante.

Pues la vida es exactamente igual. Tu sabes lo que sabes, y eso es una realidad ¿verdad? Pues no, y te lo voy a explicar con ejemplos:
  1. En primer lugar tu crees que sabes lo que sabes pero hay muchas cosas que realmente sabes y de las que desconoces que las sabes. Esa es la primera cuestión a tener en cuenta. Piénsalo bien que no es un juego de palabras sino una frase con fundamento y realidad.
  2. En segundo lugar desconoces que tienes mas talentos de los que eres consciente. Eso también es real como la vida misma, y lo es en ti, en mi y en todas las personas que conoces,. Lo malo es que si no hacemos algo para despertarlos, algún día nos iremos de este mundo sin ser conscientes que los tuvimos.
  3. En tercer lugar una reflexión fácil. Cuando naciste no sabías lo que sabes hoy, has ido aprendiendo muchas cosas en la vida, unas por formación reglada, otras por aprendizaje por tu cuenta y otras con las experiencias de la vida. Todo eso está dentro de ti, pero la mayoría tenemos esos aprendizajes completamente dormidos en algún lugar de tu cerebro esperando que necesites utilizarlos para generar nuevas ideas, innovaciones a inspiración, y si no te pones a hacer algo, seguirán dormidos para siempre, pero si tu cerebro los necesita, los encontrará por mucho tiempo que lleven arrinconados en el lado mas oscuro de tu mente.
  4. Lo cuarto es que no se trata solo de lo que tu sabes, sino de que a tu alrededor tienes un volumen infinito de conocimientos y experiencias que estarán a tu alcance en el momento que las requieras y demandes, pero de las que no tienes ni idea que existen. Me estoy refiriendo a todo lo que saben o viven las mas de 1.500 personas que conoces y que podrían estar a tu disposición solo con hacer networking de forma real y eficiente, es decir, creando y cuidando las relaciones que ya tienes y convirtiendo los contactos en otras nuevas.

Por tanto, tu fe en lo que puedes hacer o de lo que eres capaz no depende de lo que sabes o lo que crees que sabes, puedes mucho mas de lo que piensas, tus fracasos anteriores o las veces que no conseguiste triunfar no importan, eso ya solo es historia que no sirve, confía en ti, sigue aprendiendo, y aprendiendo, y aprendiendo, experimenta, prueba, falla, vuelve a probar y fallar, no importa, y por supuesto haz networking, mucho networking, cuida tus relaciones, tiende puentes con las otras islas voladoras, enfócate en aportarles valor, pide ayuda cuando lo necesites y crea lazos de conexión y puentes con todos aquellos que tienes cerca.

Tu fe en ti mismo depende de tu decisión de tenerla.

Mejorar tu creencia en que eres capaz viene determinada en gran medida por estos factores. No tengo duda de que hay mas componentes que ayudan a crecer y fortalecer la fe en ti, pero estos ya te puedo garantizar que son fundamentales. Tu éxito nunca será mayor que el tú te puedas creer, así que cree en ti, haz crecer tu creencia en ti y podrás construir muchas mas cosas y tener muchos mas éxitos en tu vida, sean personales o profesionales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *