Actitud Networking

Nuevas Oportunidades a la vista

Muchos de nosotros queremos nuevas oportunidades. Pero se nos olvida que oportunidades y dificultades son las dos caras de una misma moneda a la que solo nosotros podemos darle la vuelta y de la que solo podemos ver uno de los lados. Yo soy de los que aprendí hace muchos años a hacer ese giro y buscar siempre oportunidades porque siempre las hay. Cuantas mas dificultades haya, mas oportunidades aparecen. Están ahí para ti si quieres buscarlas. ¿Dónde? Sigue leyendo y lo verás.

En estos momentos de tantas dificultades y tanta incertidumbre por lo que vendrá, es cuando mas oportunidades surgen. Por fin estamos dejando atrás el siglo XX, un siglo industrial para aterrizar en un nuevo siglo muy diferente al anterior y en el que aún no están definidas las nuevas reglas del juego. Desconocemos muchas de las cosas y situaciones que pronto serán cotidianas. Ignoramos la mayoría de los aspectos que tendrá nuestra nueva forma de convivir, trabajar o interactuar. Nos preguntamos por cuales serán los negocios o profesiones mas demandadas en los próximos 5 o 10 años. Desconocemos casi todo de lo que vendrá. Pero vendrá aunque hoy sigamos sin tener ni idea de todo ello.

 

 

El pasado nunca vuelve

Te puedes quedar quejándote y llorando por lo perdido o limpiarte las lágrimas y ponerte a crear tu nuevo presente adaptándote a esta nueva realidad. Es una decisión que solo tu puedes tomar. Tu decides con qué actitud quieres vivir tu vida.

De lo que si sabemos es que las viejas formas no volverán. Y por mucho que a los empleados de banca les gustase escribir con plumas de ganso mojándolas en tinteros en esos enormes libros de contabilidad, la informática vino para quedarse y no volveremos atrás. Por mucho que nos encante leer las noticias de ayer en un diario de papel, los diarios y revistas online con su información instantánea y multimedia no dejarán de existir. Los vendedores de plumas y tinta, los de bobinas de papel o los de rotativas para grandes medios perdieron sus negocios sin poder hacer nada para impedirlo. Pero ¿sabes algo? Al mismo tiempo fueron apareciendo nuevas oportunidades para informáticos, programadores, diseñadores digitales, emprendedores y muchos otros.

El tsunami imprevisible

A mediados de Marzo fui consciente que la ola que llegaba era un tsunami enorme que lo iba a arrasar todo y que difícilmente quedaría nada inmune ante ella. Nuestra cotidianeidad iba a transformase en poco tiempo. En ese momento escribí un pensamiento en un postit amarillo y lo pegué en la pantalla de mi ordenador. Allí sigue desde entonces recordándome su mensaje cada día. Dice como veis en la imagen:

“Nueva vida, nueva sociedad, nuevas reglas. NUEVAS OPORTUNIDADES. ¡¡¡Fantástico!!!

 

Nuevas Oportunidades

 

No creo que las oportunidades lleguen a nuestra puerta por su propia iniciativa. Hay que salir a buscarlas con decisión, con vehemencia, con claridad de ideas, un día tras otro hasta encontrarlas. Y digo hasta encontrarlas porque de lo que estoy completamente convencido es que existen y que si no soy yo, será otro quien las encontrará. Y en esa tesitura, prefiero ser yo.

Los que me conocen saben que a menudo repito una frase que aprendí en 1990 y en la que creo firmemente. No creo que en la suerte (azar y suerte no son lo mismo) porque estoy convencido que la suerte por si sola no existe, sino que es un cruce de caminos entre la preparación y las oportunidades. Cada día pasan al lado nuestro docenas de oportunidades de las que no somos conscientes por no estar preparados y ni nos enteramos de lo cerca que estuvimos de ellas, pero eso ya lo explicaré otro día que da para un post completo y no es el momento.

Los componentes de los nuevos aprendizajes

Y esa preparación incluye muchas cosas. La primer por supuesto son aprendizajes, y cuantos mas mejor, pero no se trata de ser una enciclopedia británica con patas sino de decidir 3 cosas:

  1. qué aprender
  2. a quien escuchar
  3. con quien relacionarnos (para seguir aprendiendo de quien es capaz de ver desde diferentes ángulos y desde estructuras mentales diferentes a las nuestras)

Y esa preparación para las oportunidades se refiere a muchos otros aspectos. Cuando nos ceñimos a lo que ya hemos aprendido, por ejemplo si hemos completado estudios de abogado, ingeniero o diseñador gráfico y nos hemos estado ganando la vida con ello, no es fácil decidir que eso puede dejar de ser nuestro modo de vida y abrir nuestra mente a que podamos dedicarnos a otra cosa en el futuro cercano. Sin embargo, ese encorsetamiento profesional te genera una barrera que impedirá que te lleguen otras oportunidades que ni te imaginas.

 

buscar Nuevas Oportunidades

 

Buscar oportunidades como mapa de vida

Voy a poner mi ejemplo para poder explicarme mejor cómo buscar esas oportunidades. Yo he estudiado durante años logrando algunas titulaciones en varios campos muy diversos, e incluso cambié varias veces de profesión porque lo que obtenía de ellas no era lo que buscaba. No es tan complicado si tienes la mentalidad clara de que estás buscando algo aunque no sepas lo que buscas.

Primero me gradué como Mecánico de Mantenimiento de Aeronaves con especialidad en instrumentos de cabina. Posteriormente como Administrador de Fincas. A continuación en la Universidad de Alcalá de Henares hice la carrera de Experto Inmobiliario. Con cualquiera de esas tres podría haberme conformado y dejar que mi vida se ciñera a trabajar, ganar dinero de mi profesión y vivir. Cada una de ellas tenía oportunidades pero ninguna de las tres me ofrecía las que yo buscaba, y no hablo de dinero.

Por eso seguí aprendiendo y buscando. ¿Como? Formándome con otros cursos o masters de diferentes disciplinas como Networking; Marketing Lateral; Mobile Marketing; Marketing Directo; Marketing Digital; Network Marketing; Marketing Promocional; Inteligencia Emocional; Técnicas de negociación; Metas y Planificación del Tiempo; Ventas; PNL Programación Neurolinguística; Liderazgo e Innovación; Autocontrol Mental y Desarrollo Personal… entre otras. Cada una de ellas me añadió no solo conocimientos, sino algo mas poderoso, diferentes enfoques de ver la vida y los negocios. ¿Me ofrecían oportunidades? Por supuesto, pero la mayoría de ellas no me satisfacían al completo.

Abrir la mente para buscar oportunidades

No pretendo decirte que te pongas a estudiar de todo como si no hubiera mañana, aunque si te apetece, hazlo. Me refiero a que si abres tu mente, y la posicionas en la mentalidad convencida de que tu futuro no está definido, de pronto pueden aparecer oportunidades que ni te imaginaste nunca antes. Al aprender disciplinas o materias nuevas, tu cerebro desarrolla nuevos caminos neuronales que te permitirán ver cosas que antes no veías, entender aspectos que antes no entendías. Pero la magia no está solo en lo que aprendes o los libros que lees, sino en el mensaje que le das a tu cerebro al decirle que estás receptivo a seguir aprendiendo, y como es muy obediente, él te hace caso.

Esa preparación no es solo formal, sino que incluye mas aspectos. Por ejemplo, elegir a quien leer, a quien escuchar, con quien relacionarte y compartir tu tiempo, y tratar de ver con sus gafas mentales lo que ellos ven. Leer la prensa puede ser una forma entretenida de invertir tu tiempo, pero leer a referentes de diferentes campos de vanguardia, escuchar conferencias de líderes o visionarios, de empresarios de éxito, de emprendedores con ideas disruptivas… puede aportarte un valor incalculable. No por lo que aprendas de ellos, que también, sino principalmente por entender su forma de ver y entender esas oportunidades que tu estás buscando.

 

propósito de vida

 

Atrévete a encontrar tu propósito de vida

Desconozco si tienes claro y has encontrado tu propósito de vida, pero si no lo tienes, no dejes pasar ni un minuto mas en ponerte en marcha. Hemos venido a este mundo para algo y caminar como zombies por la vida no es la mejor manera de pasar los años, al menos en mi opinión. Como dice la canción, la vida va y viene pero no se detiene, y en ese ir y venir es donde están las oportunidades a nuestra disposición.

Deja de quejarte, deja de lamentarte y llorar por lo perdido, deja de lamerte las heridas del pasado. Lo que fue, fue, y no volverá a ser. Toma acción. Y tómala hoy. Las oportunidades perdidas no volverán a pasar así que deja de mirar hacia atrás. Ponte en pie, toma la decisión de buscar, aprender y cambiar hasta descubrir las nuevas oportunidades. No sabes lo que tu cerebro está dispuesto a darte y darnos a los demás.

Tu futuro inmediato está esperando que te decidas. Que mires al horizonte y digas aquí estoy, dispuesto a empezar de cero si hace falta. Resuelto a encontrar lo que es mi propósito de vida, crear algo con lo que ganarme el sustento y dejar un legado para los que vengan detrás. Comprometido a encontrar esas oportunidades debajo de las piedras si hace falta, porque hay miles de ellas, y hay varias que me están esperando.

Mira desde los ojos de otros y verás lo que no ves desde los tuyos

Abrirte a enfocar tu vida desde nuevos ángulos y aprender cosas nuevas conlleva empezar a relacionarte con personas diferentes. Esas personas que no ven lo que tu, que no piensan como tu y que no viven como tu te aportarán una visión diferente que cambiará tu vida. Te invito a que des el paso. este nuevo siglo que ha empezado en 2020 te ha sacado de esa zona donde estabas tan cómodo. Aprovecha el impulso y sal a buscar esas oportunidades. Hay miles, de veras, y aunque ahora no las veas, siguen estando. Tu no puedes ver la electricidad ni las ondas de radio, pero existen aunque no las veas ni creas en ellas. A las oportunidades les pasa lo mismo, y hay algunas que llevan tu nombre y te están buscando ¿las vas a dejar pasar?

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *