Interactuar es talar o regar #NetworkingTips

Publicada en Publicada en Metodo PTL

Interactuar, que preciosa palabra. A diario lo hacemos con docenas de personas. Desde nuestra familia; el personal que nos atienden en los comercios o en los bares; empleados de transporte público; clientes; proveedores; médicos; llamadas que recibimos; compañeros de trabajo; amigos, y un largo etcétera de clasificaciones diferentes según el perfil al que pertenezcamos, la jornada que tengamos planificada y a lo que nos dediquemos.

Interactuar es algo mas que ver personas

Vamos en piloto automático y esas interacciones suelen ser rápidas y efímeras sin mayor trascendencia que la transacción que necesitemos. Ya sea en la consulta del médico para que nos atienda, el camarero del bar que nos pregunta que queremos tomar o el teleoperador que nos trata de vender la oferta de telecomunicaciones tan fantástica que tiene. Ya he hablado de este tema en otras ocasiones sobre que estamos rodeados de personas invisibles, un post que te insto a que leas si no lo has hecho. Pero hoy quería poner el foco en otro punto, en lo que implica la palabra interactuar. Pensemos al final del día a cuantas de esas personas hemos aportado valor de alguna forma. Para ello hay miles de formas de hacerlo. La pregunta es…

¿Con cuantas personas hemos hablado hoy que se han sentido encantadas de haberlo hecho con nosotros?

La vida diaria es como atravesar un enorme y tupido bosque en el que cada persona es un árbol diferente. ¿Con cuantas de ellas hemos sido alguien diferentes a los cientos que han pasado por su vida en el día de hoy? ¿A cuentas hemos regado aportándoles algo que les haya sido significativo? ¿Con cuantas de esas relaciones hemos conseguido interactuar y dejado un recuerdo positivo por pequeño que haya sido? No se trata de saber con cuentas hemos hablado en automático, sino con cuantas hemos dejado de verlas cono un medio para nuestros fines, ya sea el café o que me den la barra de pan que necesito.

 

Interactuar

 

Pasamos por el bosque y solo vemos leña para el fuego

Esta es una frase que escuché hace años y me impactó ya que es literalmente cierta. No vemos a los demás sino como algo que nos puede ser útil, algo que nos sirve para lo que queremos hacer. No me canso de decir que no son herramientas, que son personas y debemos tratarlas como tales. El Networking es precisamente eso, interactuar con ellas pensando y viendo a los demás como personas a las que poder aportar valor. Enfocarnos en ayudar de alguna forma. Influir positivamente en su quehacer diario, y no ver solo árboles que podamos talar para hacer un buen fuego esta noche en la chimenea.

¿Tu eres de los que talas o de los que riegas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *