Pagarás el precio del Networking

Publicada en Publicada en Aportar valor, Islas Voladoras, Networking

Cuando hago algún taller o una dinámica de Networking explico la importancia de aportar valor a los demás y que una de las mejores formas de hacerlo es aportar contactos, conectar con otros con los que pensemos que puedan tener algún desarrollo, ya sea como potencial cliente; interesante proveedor; alguien de su sector con el que poder crear sinergias; personas de otros sectores con los que poder complementar sus proyectos; personas que tienen su misma forma de pensar, aficiones o intereses comunes o muchas otras variantes.

De hecho tengo varios tipos de dinámicas que he realizado con diferentes tipos de perfiles, desde directivos a emprendedores, en las que no solo consigo que eso ocurra entre los asistentes sino en las que logro que todos entiendan por y para qué es interesante hacerlo y el beneficio que se consigue, pero sin embargo, en algunas ocasiones me he encontrado personas que me dicen lo contrario. Una de ellas me dijo hace un par de meses esto:

Antonio, yo no vengo aquí a dar contactos, sino a que me los den a mi

Esta frase me ha hecho reflexionar mucho sobre el tema y por eso quería tratarlo hoy.

Si yo te consiguiera un contacto nuevo que se convirtiera en cliente, eso te generaría no solo ingresos directos desde el momento que te comprara los productos o servicios que vendes, sino que si lo trabajas bien, es posible que esa cuenta pueda crecer en el futuro y te compre mas cosas a lo largo de los años. Es decir, tu vas a ganar dinero con él.

Y ante esto mi pregunta es ¿cuanto me pagarías si yo te diera uno de esos clientes? ¿Cuanto dinero estarías dispuesto a pagar por cada uno de esos clientes? Piénsalo que es importante.

 

¿un euro? ¿cien? ¿mil? ¿diez mil? ¿cual sería el precio apropiado a pagar por que te dieran ese cliente? No es fácil decirlo ya que nunca sabrás la cantidad de beneficios económicos que te va a generar.

Y si esa persona te lo diera gratis ¿como se lo recompensarías? ¿cuanto le pagarías después?

Pues yo te propongo algo mucho mejor, y es que vayas regalando dinero desde hoy, que lo hagas indiscriminadamente a todos con los que te relaciones, a todos con los que tengas la oportunidad. Te invito a que pagues sin freno antes de que te los den, para que cuando lo hagan ya ellos se sientan recompensados y pagados sin pensar a cuanto les vas a abonar esos contactos ¿te suena absurdo? ¿estoy loco? Quizás un poco, pero lo que te propongo es que aportes contactos, conexiones, que conectes personas sin esperar que nadie te dé nada por ello, que interiorices la filosofía de los networkers, que te conviertas en un conector profesional sin pensar en lo que ellos te deben dar para equilibrar el pago de tu generosidad.

Si lo haces, habrás creado una espiral de contactos que antes o después volverá a ti, ya que todos ellos se sentirán en deuda contigo por lo que les aportaste sin pedir nada, y en muchas ocasiones lo harán “de motu propio” y en otras serás tu el que lo necesitarás y al pedírselo lo harán encantados, pero no te sentirás en deuda por recibirlo ni te frenará el pensar como devolvérselo.

Y aunque habrá un pequeño porcentaje de personas que no te lo devolverán, el balance final del año verás que sale muy pero que muy en positivo, y además con la satisfacción de haber aportado valor a muchos otros solo por el hecho de hacerlo y no como una transacción comercial pura y dura.

Tanto si lo haces como si no, vas a pagar un precio por el networking. Si lo haces, el precio es lo que te he explicado. Si no lo haces el precio son todos los contactos y relaciones que no te darán ¿cual es el precio mayor? Tu eliges.

 

3 comentarios en “Pagarás el precio del Networking

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *