La falta de clientes no es la enfermedad sino el síntoma de tu nivel de Networking

Publicada en Publicada en Empresa, Networking, Ventas

Para cualquier profesional independiente, cualquier comercial que trabaje por cuenta ajena o cualquier empresario, tener clientes es imprescindible, bueno, diría que es el aire que le permite seguir vivo, sin clientes solo nos queda el cajón de madera de pino profesionalmente hablando.

Por otro lado, sabemos que los clientes no duran eternamente, que entran muchos factores en juego que harán que su vida media contigo sea mas o menos larga, me refiero a que el precio, la calidad, la competencia, la innovación del mercado entre muchos otros factores harán que algunos cierren, otros acaben yéndose con otras empresas y que sustituyan lo que te compraban a ti por otros productos o servicios. Hasta aquí no descubro nada nuevo.

¿te quieres dedicar solo a captar clientes para reponer los que has perdido?

Y ante esta situación, necesitamos estar continuamente captando nuevos clientes que nos permitan al menos poder sustituir la facturación perdida por una nueva y que ello nos siga dando ese aire que nos mantenga latiendo el corazón del proyecto o del empleo, y por tanto operativos en el mercado, o en otros casos poder crecer para fortalecer lo que hacemos o vendemos. Esto no es sencillo, ya lo sé, esto es un trabajo arduo, complicado, con un alto coste. Lo sé porque llevo vendiendo desde hace décadas, desde productos a servicios, por lo cual lo he vivido en primera persona, pero no solo eso, sino que he asesorado, he hecho de consultor y de mentor para empresarios, profesionales y equipos comerciales de diferentes sectores desde hace muchos años y he podido verlo no solo en mí sino en ellos como esa labor a veces se complica mas de lo esperado y los resultados no llegan, o al menos no llegan a tiempo. Es como el pescador que tiene 7 cañas puestas pero no pica ningún pez en todo el día, igual ya no es el método más eficaz.

 

 

Y en ese punto en que no lo conseguimos, que no logramos las ventas que necesitamos, que los clientes no aceptan los presupuestos que les presentamos, la conclusión suele ser que algo estamos haciendo mal, que nos falta formación de cierres de ventas, que el precio es inadecuado, que la competencia nos tiene arrinconados sin solución, que necesitamos vender otra cosa… Y a veces puede ser verdad, pero no siempre.

No te engañes, la mayoría de tus potenciales clientes no compran por precio,

no compran por servicio, no compran porque crean que lo tuyo es mejor que lo de la competencia, ni lo hacen porque manejes mejor las técnicas de venta. No. La mayoría de los clientes compramos por confianza y esa confianza tiene mucho que ver con las relaciones que tengamos con la persona que nos presenta el producto o servicio o con la marca que lo respalda.

 

 

No tener clientes y no lograrlos no es la verdadera enfermedad, sino el síntoma. ¿Y el síntoma de qué? Pues de que llevas tiempo sin trabajar tus relaciones, sin invertir tiempo en hacer nuevas y sin hacer Networking de calidad.

Si quieres vender, haz networking

Pero no solo para vender…

  • Si quieres amigos, haz networking;
  • si buscas socios, haz networking;
  • si quieres un empleo, haz networking;
  • si quieres fidelizar a tus clientes actuales, haz networking;
  • si buscas pareja, haz networking;
  • si necesitas empleados, haz networking;
  • si quieres generar nuevos negocios, haz networking;
  • si buscas nuevas ideas para tu empresa, haz networking;

Haz networking una y otra vez, en los eventos, en la cola del banco, en la cafetería, en la escuela de negocios donde estudias, en la escalera de tu casa, tomando una cerveza con tus compañeros de trabajo, con los del trabajo anterior, comiendo con tus proveedores, hablando con quien te alquila la oficina, con el portero de tu edificio, y por supuesto,

dale prioridad y haz networking con tus clientes actuales

Haz networking hasta el día que te mueras con todas las personas con las que te relaciones a diario o con las que decidas hacerlo en virtud de tu Plan de Networking.

Pero hazlo de forma inteligente y de forma eficaz, es decir, no tratando de ver a quien le colocas lo que tienes que vender, o a quien puede conocer que compre. ¡¡¡No!!! Hazlo pensando en lo que repito hasta la saciedad, pensando en conocerle y encontrar como aportarle valor. Haz networking real, internaliza en tu cerebro la actitud del networker y llévala siempre en modo activado. Lo otro son técnicas de ventas que cada vez funcionan peor, de las que ya estamos mas que saturados y las que te llevan a ese sitio que comentábamos en donde cada vez tienes menos clientes aun cuando haces cada vez mas esfuerzo.

No tener clientes es solo un síntoma,
 la verdadera enfermedad es que no haces suficiente Networking.
¿Cada cuanto te vas a tomar la medicina?

 

 

 

 

Un comentario en “La falta de clientes no es la enfermedad sino el síntoma de tu nivel de Networking

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *