¿Es necesario el networking para dirigir una empresa?

Publicada en Publicada en Empresa, Networking

Las empresas, ya sean pymes o grandes empresas están integradas por personas en todos sus niveles, desde el autónomo que no tiene empleados y cuya empresa es él solo hasta el director de una multinacional que tiene un ejército de empleados detrás. Esas personas es imprescindible que interactúen con otras tanto dentro como fuera de la empresa para desarrollar sus actividades, me refiero a que sea el departamento que sea, es necesario relacionarse con otros profesionales. Sin ello es imposible en el 99,99 % de los casos poder realizar los cometidos propuestos y necesarios de su puesto.

 

 

¿Y el director general también necesita relacionarse para hacer su trabajo?

Pues en mi opinión es uno de los que más lo necesita ya que tiene tareas muy importantes con las que conseguir que la empresa funcione, y si no sabe como hacer ese networking tendrá que formarse y aprenderlo de alguna forma o buscar un mentor que le guíe y le enseñe como ponerlo en marcha. No estoy hablando de hacer networking por inspiración, eso no funciona, sino con un plan real adecuado a los objetivos de la empresa. Ya pasó el tiempo de dedicar horas y horas a llenar cajas de tarjetas que no valen para nada, esos cartoncitos con tinta de colores que tanto nos gusta coleccionar. Solo debemos pensar en lo siguiente ¿Acaso el abogado entra en el juicio sin estudiarse el caso, las pruebas y los posibles argumentos que esgrimirá durante el proceso? ¿O el cirujano entra en el quirógrafo a realizar una operación de riñón sin haberse preparado al detalle todo lo que va a hacer? ¿y por qué pensamos que en el Networking no es igual de necesario? Pues porque nadie nos ha enseñado que eso se puede programar y planificar.

Por poner algunos ejemplos prácticos de una pequeña o mediana empresa: empezando porque la persona que la dirige debe ser el primer relaciones públicas que presente y hable de su marca o productos en el mercado, y con ello no digo que sea el que tiene que estar vendiendo, que en muchas ocasiones también lo hace si se presenta la ocasión, sino que es el embajador de todo lo que representa, y por tanto es necesario que se relacione en los círculos adecuados a lo planificado en el Plan de Networking de su compañía.

Esto supone asistir a eventos que se adapten a dicho plan; inscribirse en asociaciones profesionales de diferente índole para sumar prestigio; relacionarse con potenciales nuevos clientes; abrirse a círculos débiles para encontrar nuevos perfiles que le aporten inspiración o sinergias diferentes a las de su competencia; fomentar el crear puentes de conexión con diferentes tipos de islas voladoras a las que poder aportar valor y con las que con el tiempo poder descubrir nuevos enfoques…

Es decir, desde la visión del director general, aunque tenga departamento de marketing o departamento comercial, su labor de generar nuevas ideas, nuevas sinergias o nuevos enfoques es esencial, y el desarrollar un Plan de Networking estructurado y con una planificación completa ayudará enormemente a lograr muchos mejores resultados y en menos tiempo. Eso es un dato, no es ciencia ficción. Ese Networking es imprescindible como decía antes.

 

 

¿El director general debe hacer networking mirando hacia dentro de su empresa o solo hacia el mercado?

A ambos sitios, claro que si, ya que no se trata solo de todo eso que acabamos de ver, sino que es mucho mas amplio ya que que la empresa tiene empleados que van y vienen, que se van a la competencia, se cambian de ciudad, o caen de baja, y es necesario fichar nuevos profesionales. Ya he hablado sobre este tema en otras ocasiones así que no extenderé en ello, solo mencionar que evidentemente es mucho mas sencillo y eficaz realizarlo si conocemos a la persona o nos la recomienda alguien de confianza que si lo hacemos por el procedimiento de selección de toda la vida, con lo que el networking en este caso también nos generará un ahorro de costes y mayores beneficios al tener mas probabilidades de que la persona que incorporemos sea la adecuada a lo que buscamos y necesitamos.

Adicionalmente la empresa requiere de proveedores a los que comprar productos y servicios, y es el director general el que tiene la mejor visión de hacia donde se dirige la empresa en el medio y largo plazo, por lo que ese networking con diferentes y variados círculos débiles que mencionaba puede aportar mucha información para crear nuevas lineas de negocio, entender qué pasa en el mercado y si la compañía necesita pivotar y hacia donde, o la posibilidad de generar nuevas sinergias o adquisiciones de otras empresas, o incluso de nuevos productos o servicios. Es el director general quien debe llevar esa bandera, y si no realiza el networking de forma profesional, está privando a su empresa, independientemente del tamaño que tenga, se trate de su compañía o solo sea el que la dirige, de un valor incalculable, está haciendo que la compañía se mueva con los frenos pisados y el ancla echada en profundidad.

Y lo peor no es eso, que ya es bastante malo, sino que mientras que eso ocurre…

 

¿Qué está haciendo nuestra competencia en lo que a networking se refiere?

Pues no lo sabremos nunca y el día que lo podamos averiguar seguramente ya sea demasiado tarde porque nos pongamos a desarrollarlo nosotros y veamos que nos los encontramos en los sitios que empezamos a frecuentar y en donde ellos ya se manejan hace tiempo, y nos demos cuenta que nos llevan mucha ventaja. Habría que preguntarse si esa competencia tiene el mismo enfoque de trabajar por intuición, como toda la vida se ha hecho, o por el contrario sí que está implementando todo este proceso de networking desde hace tiempo, que nos viene robando las oportunidades que buscamos y sin darnos cuenta nos está ganando por goleada.

Si diriges una empresa sea del tamaño que sea, fórmate en Networking cuanto antes, desarrolla tu Plan de Networking al detalle y ponlo en marcha desde mañana mismo. Los resultados no ocurren de un día para otro pero cada semana que lo retrases es una semana que estás frenando los desarrollos de tu proyecto y una semana que has regalado a tu competencia. Creo que ni una ni otra son recomendables para tener éxito en los negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *