Dar o no dar me gustas como forma de #Networking

Publicada en Publicada en Plan de Networking, social media

En el mundo digital y en las redes sociales en particular tenemos un altísimo volumen de impactos cada día, hay cientos de artículos que publican los diferentes diarios que leemos y de los cuales solo unas decenas son de los temas que nos interesan o se relacionan con nuestra profesión o el sector al que nos dedicamos.

 

 

Luego está el social media, es decir las redes sociales, los blogs y twitter, y ahí podemos hablar de facebook, linkedin, instagram, pinterest o youtube entre otras otras. En ellas tenemos relación directa con muchas personas y empresas a las que seguimos, son amigos, o simplemente contactos, que a su vez generan miles y miles de contenidos de muy diversas categorías también diariamente, y al igual que con los diarios,  no todo lo que ellos generan es de nuestro interés.

Una práctica muy extendida es pedir que te den “me gusta”, corazoncitos, te hagan RT o similares dependiendo la red social que mencionemos, y ahí entra un tema que genera controversia e inquietudes, y me refiero a esas personas que seguimos en twitter o somos amigos en facebook, por poner algún ejemplo, y que aunque no lo piden, suelen tener algunos que les hacen esa difusión por iniciativa propia ya sea por la relación que tienen, por la que quieren tener o solo por postureo.

La controversia viene porque algunos de esos perfiles generan contenidos de valor, post interesantes en sus blogs, comentarios con puntos de vista que merecen la pena leer pero sin embargo ellos no suelen dar las gracias a los que les ayudan en la difusión, no hacen RT, no dan a me gustas a los demás, salvo a un pequeño grupo de sus mas íntimos etc. Y he escuchado muchas veces… “A este/a no le pienso dar un RT o compartir sus contenidos ni una sola vez mas porque él/ella nunca lo hace con lo que yo publico”.

Comprendo su razonamiento, y por supuesto es recomendable devolver algo de lo que se recibe. No digo siempre, solo de vez en cuando, ya que cuando comparto tu contenido y te hago un RT, estoy dando difusión a tu perfil y a tu contenido, y además eso te lleva a ser visto o leído por mis audiencias que no son las tuyas e incluso a que generes, muchos o pocos, pero nuevos contactos o a veces incluso clientes o negocios, y eso sin mediación económica alguna, por lo que no estaría mal devolver algo de vez en cuando como forma de agradecer esa difusión y apoyo recibidas.

 

 

Pero… cuando hago un RT o comparto tus contenidos ¿solo te beneficias tu? Pues ahí es donde nos equivocamos. Al hacerlo ocurre lo que acabo de explicar en el párrafo anterior pero no solo eso, sino que además de lo que se beneficia el generador original del contenido, al hacerlo yo estoy repartiendo valor en mis audiencias y eso me ayuda también a mi, ya que me da credibilidad, transmite que soy profesional del sector y he seleccionado ese contenido para ellos. Por tanto yo me beneficio al hacerlo, me haga o no me haga RT el perfil original, y mi audiencia agradecerá que lo haga a menudo ya que de esta forma facilito que ellos aprendan cosas nuevas , descubran información relevante y perfiles que puedan serles de interés.

Pues como digo, ese networking digital, esa interacción en redes sociales es valiosa aunque el susodicho retuiteado no lo agradezca ni me mencione en ningún momento, pero mis relaciones con mis followers, con mis contactos o mis amigos, se verán mejoradas y eso es lo que cuenta. Aportar valor es una frase que repito mucho, hay mil formas de hacerlo, y esta es una de ellas. No seamos tan egocéntricos y si difunden lo que publiquemos, agradezcámoslo, pero si somos nosotros los que lo difundimos, sigamos haciéndolo sin pensar en que nos lo tiene que devolver, sino en el valor que aportamos a nuestra audiencia, a nuestros círculos de relaciones y que ellos merecen que lo llevemos a cabo, solo por eso, sin más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *