Cuando practico el #YoSoyNetworking enriquezco a los demás

Publicada en Publicada en Actitud Networking, YoSoyNetworking

Uno de los hábitos más extendidos en el mundo profesional, empresarial o comercial es enfocarnos en conseguir recolectar contactos, en acaparar y coleccionar tarjetas, personas o teléfonos, y con el tiempo conseguimos cajas y cajas de cartoncitos con tinta de colores (así es como ya sabéis que me gusta denominar a esas tarjetas de visita de las que no sabemos nada) pero que no sirven para nada más que incrementar la colección. Y cuando vemos esas cajas, los tres mil amigos de facebook o los dos mil contactos de linkedin nos preguntamos ¿y éste quien es? ¿de que le conozco?

Lo mas grave no es que no sepamos quien es, sino que a él o ella le pasa exactamente lo mismo con nuestra tarjeta o al ver nuestro perfil, y somos tan desconocido para ellos como ellos lo son para nosotros. Es así de duro pero así de simple. El error no está en hacer esa recolección, sino en no trabajarla después. Tener muchas conexiones y variadas en las diferentes redes sociales es bueno, pero solo si sirven para algo mas que presumir de ser el que la tiene mas larga. Son personas y profesionales con un valor inmenso del que solo nos hemos quedado con el nombre y el teléfono. Poca cosa.

 

 

Mi propuesta es que desde el primer minuto nos enfoquemos en descubrir quien es, en conocer a esa persona, qué hace, a lo que se dedica, por qué lo hace, hacia donde está enfocado, que le interesa de la vida y todo lo que la conversación nos permita averiguar, con el fin de encontrar cómo y dónde poder aportarle valor, en encontrar ese aspecto en el que nosotros podamos convertirnos en ese desconocido que de pronto, y sin pedirle nada a cambio, le conectó con alguien con quien encontró una sinergia, le facilitó información valiosa, le habló de un evento que le interesaba, que le consiguió un cliente, un proveedor, un socio o un amigo con aficiones comunes.

Ese es el verdadero networker, el que aporta valor a la mayoría de las personas con las que se relaciona, y que como dice la imagen, va repartiendo flores sin medir cuantas da a cada uno ni esperar un retorno directo en cada una de las que regala, porque sabe que quien reparte flores siempre se queda con el aroma en sus manos. Por eso no se trata de decir “voy a hacer networking” sino interiorizar esa forma de vivir y decir #YoSoyNetworking esté donde esté, sea la piscina, un evento, la comida de empresa o la partida de mus con los amigos. El orden siempre ha sido, primero SER, luego HACER, y luego TENER, y por más que nos empeñemos, no funciona en otro orden.

 

2 comentarios en “Cuando practico el #YoSoyNetworking enriquezco a los demás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *